El Traslado de la Dolorosa, mañana viernes 15 de marzo

La imagen de la Dolorosa, cuya advocación es Nuestra Señora de La Soledad, ha sido engalanada este miércoles por las camareras de la Hermandad de la Soledad, en la Iglesia de San Lorenzo.

Así, el popular paso quedará dispuesto para su tradicional traslado, este próximo viernes 15, a las 20.30 horas, hasta la Catedral, un trayecto que realiza a hombros de los portadores de la virgen, todos ellos hermanos de la Hermandad de Paz y Caridad. Este año el traslado de la imagen se celebra una semana antes de lo habitual, coincidiendo con la celebración del Año de la Fe.

En el cortejo, que abren los músicos de la Hermandad de la Pasión (hermanos vestidos en negro y morado), desfilarán miembros de ambas hermandades y de las Hermanas de La Soledad, así como de otras hermandades y cofradías de Pamplona, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

Tras ellos llegará el estandarte de la Hermandad de Paz y Caridad con los antiguos portadores y los niños. Luego irá el paso tradicional y, tras él, estarán el arzobispo de Pamplona y Tudela, Francisco Pérez, el cabildo de San Lorenzo, el alcalde de la ciudad y representantes del Ayuntamiento de Pamplona. Cerrará la procesión la banda de música municipal La Pamplonesa.

La comitiva, que se caracteriza por las largas velas que tradicionalmente portan los asistentes, saldrá de San Lorenzo por la calle Mayor. Luego la procesión circulará por San Saturnino, Plaza Consistorial y Mercaderes, para ascender por Curia, hasta la Catedral.

La imagen de La Dolorosa es el más antiguo de entre los de la Semana Santa y uno de los más populares de la ciudad de Pamplona. Desde el mismo viernes el paso “Nuestra Señora de la Soledad” quedará expuesto a la veneración de los fieles en la Catedral.

Además, el Viernes Santo (29 de marzo) el paso se sumará al cortejo del Santo Entierro, para regresar, de madrugada, a la Iglesia de San Lorenzo, lugar donde reside durante el año.

EL PASO CUMPLE 130 AÑOS

El paso de La Dolorosa, el único de la Semana Santa pamplonesa de propiedad municipal, cumple este año su 130 aniversario, ya que fue realizado en 1883 por Rosendo Nobas y Balbé, gracias a la herencia legada al Consistorio por Sofía Villanueva Armendáriz, pamplonesa residente en Tolosa. Según consta en los archivos, la imagen ha sido restaurada en tres ocasiones: 1973, 1990 y 2000.

La imagen tiene una altura de 166 centímetros y el conjunto del paso llega hasta las 1,2 toneladas de peso, tras la incorporación de nuevas luminarias de unos 200 kilos, en el año 2000. El vestido de la imagen se realizará esta tarde en la Parroquia de San Lorenzo.

200 HERMANOS CON TÚNICA VERDE Y CAPERUZA DORADA 

Tras el rito litúrgico previsto para el viernes por la tarde en San Lorenzo, la procesión saldrá del templo a las 20.30 horas. La imagen será portada, como siempre, por dos turnos de 24 miembros de la Hermandad de la Paz y la Caridad. Los portadores deben tener entre 18 y 55 años y se dividen la tarea en relación a la altura, coordinados por el llamado “Jefe de paso”.

El equipo de portadores de menor talla será el primero en intervenir, para sacar la imagen del templo sin demasiada dificultad, y luego, ya a cielo abierto, comenzarán los relevos con el turno de portadores mayor talla.

A los 48 portadores que intervendrán en la procesión les acompañan antiguos portadores de la hermandad y niños vinculados a esa organización, hasta sumar un total de unas 120 personas. En estos momentos la Hermandad de Paz y Caridad cuenta con más 200 hermanos, de los que alrededor de un 15% son mujeres.

A su llegada a la Catedral de Santa María, la comitiva será recibida por el deán, Carlos Ayerra y una parte del cabildo catedralicio. Una vez dentro del templo, y colocada en su parte delantera, el Orfeón Pamplonés cantará a la imagen de Nuestra Señora de La Soledad, momento tras el que intervendrá el deán. Tras la interpretación de la pieza tradicional Caligaverunt, los asistentes entonarán la Salve Regina. 

Este año la imagen se quedará en la parte izquierda de la verja frente al altar, al lado del coro. Allí estará expuesta el culto hasta el viernes 22, momento en que participará, a las 19.30 horas, en el Rosario de los Esclavos (un rezo que se realiza cada día del año en la Catedral). Tras la Misa del Septenario La Dolorosa participará, junto a la imagen del Cristo Alzado, en un Viacrucis en el interior del templo.

A partir de esa fecha la imagen estará expuesta en la entrada principal del templo, hasta la procesión del Santo Entierro. Durante los días en los que la imagen reside en la Catedral es tradicional que las hermanas de la Hermandad de la Soledad se turnen para orar ante la virgen de forma ininterrumpida.

Publicado en Diario de Navarra el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*