La Capilla de San Fermín

A diario son muchos los que visitan la Capilla de San Fermín. Unos para fotografiarse, los más. No pocos para rezar. Solicitan el “capotillo” del Santo ante la enfermedad y también la diversidad de problemas personales, familiares y laborales. Algunos que presumen de ser “castas” no acuden nunca a la Capilla y si lo hacen es “de pascuas a ramos”.

A lo largo del año 2012 han pasado cientos de grupos de Navarra, de España y del mundo entero. Uno de los últimos grupos numerosos provenía de China.

En el mismo año se han celebrado 120 bodas, 101 Primeras Comuniones y se han bautizado mas de un centenar de niños navarros que han nacido en diversas partes del mundo por desplazamiento laboral de los padres.

También se han celebrado 80 funerales y otras tantas celebraciones de aniversarios.

40 matrimonios han celebrado sus Bodas de Oro, Plata o Diamante.

En la Capilla han asistido también 150 parejas a los cursos de preparación al matrimonio. 62 en el último.

42 entidades diferentes se han reunido ante San Fermín para dar comienzo a su fiesta de hermandad.

Cientos de jóvenes, 300 cada primer viernes acuden para rezar junto al arzobispo. También han sido muchos los grupos de jóvenes provenientes del mundo entero que han acudido a visitar a San Fermín.

Son frecuentes los encuentros de Vida Ascendente en la Capilla. También son incontables los que se acercan al confesionario donde se venera al patrono de Navarra.

A la Misa de la Escalera han sido miles las personas que han acudido.

Por la Capilla han pasado también más de cien coros, grupos musicales, solistas y cuartetos musicales de todo tipo, sin olvidar el paso de numerosos grupos joteros de toda Navarra.

Ocho grupos de trabajadores pertenecientes a diferentes empresas en crisis se han encerrado en la Iglesia para reivindicar solución a su situación.

Y cuantos feligreses a diario y otros en diversos momentos agradecen al Santo Morenico el favor alcanzado. La Capilla de San Fermín tiene mucha vida y no solo en los Sanfermines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*