Ronda de villancicos

El pasado viernes y desafiando el frío reinante tuvo lugar la sexta edición de la Ronda de Villancicos organizada por la Delegación de Enseñanza del Arzobispado de Pamplona-Tudela. Un acto entrañable que anuncia cada año la proximidad de la Navidad por las calles del Casco Antiguo de Pamplona a través del canto de villancicos populares por parte de los niños.
En esta edición han sido cerca de 700 los niños y niñas de primaria que han participado tanto de la escuela pública como de la concertada. Se sumaron a la convocatoria los siguientes centros educativos: “Catalina de Foix” de Zizur, “Hilarión Eslava” de Burlada, “Virgen Blanca” de Huarte, “Lago de Mendillorri” de Pamplona, “San Miguel” de Orkoyen, “Eulza” y “Los Sauces” de Barañáin, Centro “Sagrado Corazón/Jesusen Bihotza Ikastetxea” de Bera, “San Francisco, “Cardenal Ilundain”, “Vázquez de Mella”, Colegio “San Cernin”, Colegio “El Redín “, Colegio “Miravalles” y Colegio “Vedruna” de Pamplona.
La Ronda comenzó en la Plaza Santa María la Real donde se encuentra el Arzobispado. Allí algunos alumnos de primero de Bachiller del colegio San Cernin hicieron un breve teatro sobre Navidad que siguieron con atención los niños participantes y en el que tomaron parte cantando villancicos entre escena y escena. Desde la plaza se podía leer un mensaje que colgaba de tres de los balcones de la fachada del Palacio Arzobispal: “Que la Navidad te cambie, que Tú Corazón sea una dulce morada para Jesús nuestro Salvador”.

Ronda Villancicos Arzobispado
A continuación tuvo lugar el recorrido por las calles de Pamplona con paradas especiales para el canto en las plazas. Compañía, del Castillo, San Francisco, Ayuntamiento de Pamplona y de los Burgos, donde la Delegación Diocesana de Enseñanza encabezada por su delegado Abel Arrieta repartió un almuerzo para reponer las fuerzas gastadas.
Dos horas duró esta actividad que aúna tanto a alumnos de la escuela pública como concertada en la que disfrutan mucho los niños y les ayuda a encontrarse con el verdadero sentido de la Navidad donde recordamos, agradecemos y celebramos que Dios se hizo niño por amor a nosotros y para salvarnos. Como decían los alumnos al finalizar la representación: “El cielo viene a los hombres para que los hombres vayamos al Cielo”.

Santos Villanueva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*