Los mensajes del domingo 18 de septiembre

WhatsApp astuto (Domingo 25. 18 Septiembre)

En cuestiones de dinero, casi todos, tendemos a ser más o menos astutos o sagaces (lo cual no significa que tengamos ser injustos). La parábola del evangelio de este domingo es válida para todos: ricos y pobres. Debemos de examinar constantemente nuestra actitud ante el uso que hacemos de los bienes materiales. A veces, por querer más, no disfrutamos de lo que tenemos. A veces, por temor a tener menos, no valoramos lo que entre manos llevamos. ¿Que el dinero es importante para vivir? ¡Por supuesto! ¿Imprescindible? ¡No tanto! Hay gente que con lo justo es tremendamente feliz y, en cambio, hay muchos que están hasta las cejas de dinero y se sienten unos desgraciados.

Yo estoy convencido de que, más que “algo” para alcanzar ese estado de dicha, es necesario un “ALGUIEN” y, ese “ALGUIEN” tiene un nombre: Jesucristo.

WhatsApp diocesano

Nos han conmovido, y mucho, los acontecimientos acaecidos en las parroquias de Nuestra Señora del Rosario de Fontellas y de San Bartolomé en Ribaforada. El incendio en la primera (con Soledad y Patrona en el mismo suceso) y la cruz abatida y la decapitación del Santo Patrón en la segunda, ponen de manifiesto que algo no funciona bien en las mentes de algunas personas que, viniendo a nuestra tierra (y muchas veces llamando a las puertas de nuestras cáritas cristianas) disfruten o piensen que se ganan el paraíso demoliendo patrimonio artístico e hiriendo miles de sensibilidades.

Ya sé que no se puede generalizar pero, ojala que aquellos periodistas, políticos y medios que lo afirman, fueran tan contundentes cuando, por ejemplo, sacuden algunos escándalos a la Iglesia Católica y a todos (sobre todo a los curas) se nos mete en el mismo saco.

Llama la atención, además, que ante estos condenables hechos muchos medios de comunicación no hayan dicho ni “mú”. ¿Hubieran mirado a otro lado si, por ejemplo, se hubiera realizado una pintada blasfema en cualquier mezquita de notoriedad de España? ¿Tal vez, entonces, los católicos -todos- seriamos unos fanáticos?

Ya lo dijo un filósofo: “La mayor debilidad de una sociedad es cuando, dentro de esa misma sociedad, se cierran los ojos a lo que la sostiene y se levanta la pierna a todo lo que viene de fuera”. ¡Amén!

WhatsApp del Papa Francisco

“La Iglesia no necesita de portadores de curriculum”. “La paz es nuestra vocación”. “El diablo tiene dos potentes armas para destruir la Iglesia: el poder y el dinero”.”El pueblo de Dios tiene intuición y se aleja de los manipuladores”.”El mundo está cansado de encantadores mentirosos y de sacerdotes a la moda”.

WhatsApp de actualidad

Sorprende, y para mal, que en algunos inicios de las fiestas patronales (no bacanales) algunos de nuestros políticos se empeñen en suprimir del momento del chupinazo los tradicionales “VIVAS” a los Santos Patronos. Con los políticos tenemos un problema muy serio: en vez de ser gestores se creen dueños. A lo largo de la historia, algunos hombres pensando que iban a ser eternos, se colocaron en el centro de todo con consecuencias no precisamente buenas para el pueblo.

Hay un viejo dicho que dice “El diablo cuando nada tiene que hacer con el rabo mata moscas”. Las fiestas patronales, en la mayoría de los pueblos, siguen conservando su identidad cristiana (mientras haya cristianos, claro está) y lo que resulta una ofensa y un flaco favor a la convivencia es intentar forzar tanto las cosas que, al forzarlas a su límite, somos capaces de pedir castigo a quien grite un “VIVA” al Santo y, en cambio, en guardar silencio ante sucesos que reclaman nuestra condena enérgica.

¡Viva Santa Eufemia! (grita Villafranca) ¡Viva San Miguel! (Corella, Noain, Larraga, Cadreita, Eslava y decenas de pueblos más). ¡Viva el Rosario! (Villava o Sartaguda). ¿Hay algo de malo en pregonar lo que una gran mayoría del pueblo celebra y siente? Las fiestas han de ser y servir para armonizar desde el balcón municipal y, nunca, para ideologizar. Algunos se empeñan en legislar en “pro” de unas fiestas laicistas. Lo verdaderamente peligroso son unas fiestas políticas. Las religiosas, entre otras cosas, llenan las calles. Las segundas nos dejan la sangre fría y, muchas plazas, vacías.

La Corte de San Fermín en Pamplona

La Corte de San Fermín es una institución religiosa fundada en 1885 y establecida en su Capilla el 8 de noviembre. Surgió como reconocimiento a los continuos favores del Santo y especialmente al de haber preservado a Pamplona  de la enfermedad del cólera, que ese año se cobró numerosas víctimas en otras poblaciones de Navarra. Su fin primario es difundir la devoción y promover el culto del Patrono por los medios a su alcance; y también, conservar la capilla y los elementos materiales necesarios, muchos de los cuales añaden valores de patrimonio histórico-artístico a su función litúrgica. Algo más de ochocientos cortesanos cuentan para ello con una Junta de Gobierno, presidida por el párroco de San Lorenzo que al tiempo lo sea, e integrada por secretario, tesorero y cuatro vocales.

En estos días, del 17 al 25 de septiembre (fecha del martirio del Santo) la citada Corte organiza la Solemne Novena en honor a San Fermín con diversos predicadores: Miguel Garisoain, Javier Leoz, Santiago Cañardo, Santiago Arellano, José Antonio Goñi, César Magaña, Juan José Cambra, José María Aicua y el propio Arzobispo Don Francisco Pérez.

Sábados a las 6 de la tarde, laborables a las 7.30 y domingos a las 12 será la citada obligada para cientos de pamploneses que podrán escuchar a las corales San Fermín, Liguori, Oberena, La Asunción, Voces Graves, Ipar Doñua, Auroros de Pamplona o Coro Parroquial de San Lorenzo.

El altar, en estos días, lucirá lo mejor del tesoro de San Fermín.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*